Todos lo dicen, nadie lo hace


Nadie utiliza a los niños después de un divorcio o separación.

Nunca se dice nada malo del otro padre delante de los hijos. Si se hace es sin intención.

Jamás se llega tarde a entregarlos, o a recogerlos. Desde luego nunca a propósito.

Nunca jamás se les intenta comprar con regalos o halagos.

Nunca los abuelos critican al padre contrario delante de los niños.

Jamás se miente sobre el dinero necesario para asuntos de los hijos.

Nunca se menosprecia al otro padre.

Nadie, nunca, jamás, descalifica al otro padre delante de los hijos.

Porque todos, siempre, casualmente, conocemos a la víctima de las separaciones. Y no serian capaces de ello.

Anuncios

Acerca de Rafael

Médico del Trabajo y Médico de Familia y Comunitaria. Cuasi-Friki. Del Atleti. Padre de 3 asombrosas maravillas. Nunca dejes de Soñar.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s