CONCILIACIÓN (PRESUNTA) DE LA VIDA LABORAL Y FAMILIAR


He de empezar esta entrada mostrando mi desconfianza general sobre el tema. Creo que no es posible conciliar, lo que se dice CONCILIAR. Podemos poner parches, cubrir huecos, atajar problemas. Pero conciliar, poco.

farmaco keleden

Como los malos diccionarios, empezaré diciendo lo que, en mi opinión no es conciliar.

No es dejar que la madre llegue más tarde o salga antes. No es contratar una empresa que te lleve el coche a la ITV. No es que te busquen colegio.

Supongo que sabéis que hay empresas que venden sus servicios a las empresas con esos contenidos, entre otros. No digo que no ayuden, pero eso no es conciliar.

Además, siempre que se habla del tema, solo se piensa en las madres. Ayer estuve en una reunión de padres con la profesora de uno de mis hijos, a una hora estupenda: las 5 y cuarto. Doce madres y 6 padres. No está mal. Hace tiempo no habría sido así.

Yo, por motivos familiares, tengo la suerte (que no la obligación) de llevar a mis hijos al colegio muchas veces, ir a las reuniones con sus profesores, llevarles al pediatra,… Y la suerte de que en las empresas en las que he trabajado he podido tomarme el tiempo necesario para hacerlo. Mi trabajo no es presencial, sino hacer todo lo que haya que hacer, se tarde lo que se tarde.

Pero no todos pueden, ¿verdad?

Los ayuntamientos tiene la mala costumbre de abrir solo por la mañana (excepto cuando hubo la regularización de inmigrantes, que se abrió tardes y sábados). Los bancos igual. El coche, ¿cuando se puede llevar al taller? ¿En qué horario se pueden pagar las multas de tráfico? ¿Y la secretaría del colegio en qué horario abre?

Dessde luego las autoridades nacionales, autonómicas y locales, sea cual sea su color, y aún los que dicen que defienden a la familia, no nos facilitan mucho la vida. Y las empresas no son muy flexibles. Y la mayoría de las empresas son pequeñas.

En mi opinión existe todavía la cultura de estar muchas horas en la oficina o el trabajo. Que se te vea. No salir antes de las 7. “Hacer horas”. Y no solo los funcionarios.

Es cierto también que a partir de una determinada hora ves gente que se pasea entre las mesas, que navega por internet (si se puede en la empresa). Que habla por teléfono. Que baja a fumar. O no quieren llegar a casa pronto, no vaya a ser que tengan que hablar con la/el esposa /esposo, o no vayan a tener que dar de cenar a los hijos, o tienen que hacer horas. Y no siempre se mide el trabajo.

¿Cuento fantasías o se parece a lo que véis? Sé que en los hospitales es distinto, pero no tengo claro si a mejor o a peor. No ficháis. Tenéis las vacaciones “oficiales” más “días” que se cierran agendas, citaciones, operaciones. Congresos. Vale, vale: hacéis guardias, que queman mucho.

Julio se metía con un Director Médico que decía que había que cambiar la cultura de trabajar solo por la mañana. Yo creo que la intención del susodicho era otra: Si se paga por mañana y tarde ese debería ser el horario. Y la privada… Bueno, eso para otra entrada.

Cuando los que tenemos jornada intensiva en verano llegamos a casa antes de las 4 te das cuenta de lo largo que es el día. De la felicidad de gozar de la compañía (y el trabajo) que dan tus hijos. Puedes ir de compras.

¡Hay vida fuera del trabajo!

Pero cuando en los suplementos salmón de los periódicos el domingo se habla de la conciliación, me parece que hablan de otra cosa.

Por cierto, ¿Verdad que no pusimos ésta foto en el premio de nuestro insigne Miguel Angel?

premiofavoritos

Anuncios

Acerca de Rafael

Médico del Trabajo y Médico de Familia y Comunitaria. Cuasi-Friki. Del Atleti. Padre de 3 asombrosas maravillas. Nunca dejes de Soñar.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a CONCILIACIÓN (PRESUNTA) DE LA VIDA LABORAL Y FAMILIAR

  1. Esther dijo:

    Claro que hay vida después del trabajo. A mí me encanta vivirla, y me encantaría poder disfrutar más de ella si mi trabajo y mi planilla, me lo permitiera (libro un fin de semana y medio al mes)
    Los horarios de los sanitarios, en general, son de locos, poco compatibles con el resto de la mayoría de jornadas laborales.
    Mi marido, después de 11 años, aún no se entera bien de la planilla y de cuando libro.

    Me gusta

  2. Dr. Klint dijo:

    Hombre, Rafael, conciliar, conciliar, en Roma y poco.

    ¿La privada? En general mal, virando a muy mal. Precisamente por eso.

    Por otro lado, cada uno concilia con quien quiere y como quiere 😉

    En muchos casos, a algunos les toca conciliar los “polvos” de otros sin arrugarse….Eso si que es conciliar…

    Me gusta

  3. Dr. Klint dijo:

    Por cierto, qué mala prensa tiene el trabajo en nuestra cultura. De ahí el “ellos hacen como que me pagan y yo hago como que trabajo”

    Me gusta

  4. Rafael T. dijo:

    No. Cosas de ser buena gente. El lugar da igual.

    Me gusta

  5. Esther dijo:

    No, Miguel Ángel, que “la ignorancia unida al género” es un jocoso ardid típicamente masculino que no me creo.
    La culpa la tiene el programa informático que determina la rotación en mi unidad, que unido a los múltiples cambios que hacemos las enfermeras (también debe ser por un trauma infantil) y a las sorpresas que te depara el destino (es decir, tu super “pidiendo favores” cuando no hay personal)… Es una confabulación para no conciliar. Seguro, segurito… 🙂

    Me gusta

  6. capitán garfio dijo:

    Berni será por celos…..tu super le tiene celos a tu marido…eso es,lo tengo muy claro…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s