OSELTAMIVIR, ESE OSCURO OBJETO DEL DESEO


Además de todo lo relacionado con el embarazo y la gripe A, el segundo tema que, creo, se debate más, sorprendentemente, es el del tratamiento con Oseltamivir.

En primer lugar, creo que debo hacer una declaración de ausencia de interes y de relación comercial o de cualquier tipo con la compañía vendedora del Oseltamivir. No he recibido, ni aceptaré, regalo, donación ni servicio retribuído alguno por dicha compañía. ¿Se me entiende?

(¿Podrían todos nuestros colegas decir lo mismo sobre los medicamentos que utilizan cada día? Ese tema se lo dejo a Julio, que le gusta más.)

Es fácil encontrar los estudios existentes sobre los efectos del Oseltamivir a pesar de las dudas de alguno de mis lectores y comentaristas (mira, que dudan más que yo, aunque de cosas distintas, claro).

Conozco, e incluso he transcrito, los efectos del oseltamivir. Los buenos y los malos. De hecho hace más, mucho más, demostrado, que la n-acetil-cisteína, que recetamos con tanto placer. Salvo para la intoxicación por paracetamol. Por cierto, ¿algún lector lo receta? Si, ya se, ya sé: si no recetas nada la madre cree que eres un mal médico y no sabes nada…

¿Por qué planteamos tantas dudas? ¿Por qué no queremos darlo? ¡Pero si solo queremos darlo en casos graves, y no a todo el mundo!

Repasemos.

Hasta donde yo sé, solo está indicada la administración de “Osi” (¿lo contraemos?) en casos graves y en personas en riesgo de complicaciones, de manera preventiva. Sabiendo que sus efectos son pequeños, pero que los tiene. Que sí que hay estudios que sugieren efecto importante en la prevención de los expuestos. Que no tenemos nada más. Dejarme repetirlo: QUE NO TENEMOS NADA MÁS. Bueno, el zanamivir, que como sabéis se absorbe poco en sangre.

Pero mira que hay opiniones, comentarios y entradas sobre el tema.

Y sí, me llama la atención que los que se propugnan como “tranquilizadores” de la opinión pública, o de los médicos, que no lo tengo muy claro, lo destacan en uno de los puntos de su decálogo.

Como siempre, por un lado están los hechos, las circunstancias concretas, y por otro los principios, las bases, lo verdaderamente importante.

Lo confieso: no lo entiendo. Y además me impresiona. ¡A mis años! Si, ya lo sé: todos entendemos de todo. De fútbol somos seleccionadores nacionales. He contado alguna vez que mi madre me discute de medicina. Total, ella es tres veces médico: madre, hija y hermana de médico. Y encima es madre. Y claro, sabe mucho más que yo.

El médico de trebujena, tierra de mi padre, será un magnífico profesional. Habrá sufrido lo suyo para estar allí. Habrá tenido o tendrá un contrato basura. Estará abandonado por sus superiores, por la estructura. Tendrá buenos amigos, pero también muchos problemas. ¡Anda, no me des el alta todavía! ¡Recétame eso!

¿Pero ponerse a discutir si se debe recetar Osi en casos graves? ¡Si no lo hace con la ampicilina!

Pues el de Guadalajara, o Sevilla, tampoco. No lo entiendo.

Anuncios

Acerca de Rafael

Médico del Trabajo y Médico de Familia y Comunitaria. Cuasi-Friki. Del Atleti. Padre de 3 asombrosas maravillas. Nunca dejes de Soñar.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a OSELTAMIVIR, ESE OSCURO OBJETO DEL DESEO

  1. Pablo dijo:

    Efectos “importantes en prevención de expuesto”:
    – Tratar a 15 para prevenir una gripe y sin evidencia en complicaciones ni mortalidad. Lo del 80% de efectividad es la reducción relativa de riesgo.
    – Aumento del riesgo de resistencias si posteriormente tiene otro contacto, y contrae la gripe, con lo que antes tenias poco, y puede ser que luego no tengas nada. Y el oseltamivir tiene importantes resistencias a la gripe común. Y aparecerán con la gripe H1N1 2009 (ya están apareciendo)

    ¿es opinión? No, son revisiones sistemáticas, y estudios clínicos.

    La misma OMS hace “recomendación debil” de darla como prevención tras un contacto en su documento de agosto…

    Me gusta

  2. Pablo dijo:

    Por cierto, ‘gripeycalma’ dice (lo acabo de revisar):
    “su uso deberá ser restringido a los pacientes que sufran complicaciones o aquellos con alto riesgo de sufrirlas”

    ¿cual es el problema?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s