Estres, carga mental y caraduras


Oído a un médico de hospital: “el juego de las guardias es ser muy desagradable para que no te despierten”. A otro: “cuanto mejor trabajas más se aprovechan de tí los vagos”. Otro más: “tengo que aguantar las humillaciones del jefe de servicio si quiero seguir aquí”.

Distingamos entre sinverguenzas y estresados; entre gentuza y acosados. Entre trabajadores y vagos. Entre gente de bien, no necesariamente simpática ni agradable y otra cosa.

Mi problema, el de los médicos del trabajo, uno de ellos, son los maltratados, los acosados, los estresados. Todos éstos existen. Seguro que vosotros conocéis muchos, o algunos. El Colegio de Médicos de Madrid tiene un grupo que se dedica a atender, apenas sin presupuesto, con el cariño y la dedicación de algunos, a afectados por su trabajo. Los servicios de prevención hospitalarios también.

A eso me refiero. No a los vagos, con bata o pijama, corbata o polo.

Anuncios

Acerca de Rafael

Médico del Trabajo y Médico de Familia. Del Atleti. Padre de 3 asombrosos hijos. Nunca dejes de Soñar.
Esta entrada fue publicada en Profesión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s