Seguimos con el tabaco… y lo que falta.


Un suburbio de Los Ángeles ha decidido prohibir fumar en aceras, terrazas, plazas o cualquier otro lugar en el que, razonablemente, se espere la presencia de personas. La decisión se tomó en el pleno por unanimidad. Y la razón es limitar la exposición de los ciudadanos a un tóxico.

A su vez California ha equiparado el humo del tabaco con el humo de los coches y las calefacciones.

Los defensores de la tolerancia entre los no fumadores, los promotores de los negocios que viven de la venta del tabaco como kioskos y similares, y demás “liberales” clamarán: ¡¡¡ES UNA PERSECUCIÓN!!! ¡¡¡POBRES FUMADORES!!! ¡¡¡VUELVE EL ESTALINISMO!!! (bueno, ésto no lo dirán así).

Yo creo que se trata de una medida más de equiparación de un tóxico a otros. De limitación de la diseminación de una plaga. De defensa de los ciudadanos por sus representantes.

Pero todos podemos opinar.

Anuncios

Acerca de Rafael

Médico del Trabajo y Médico de Familia y Comunitaria. Cuasi-Friki. Del Atleti. Padre de 3 asombrosas maravillas. Nunca dejes de Soñar.
Esta entrada fue publicada en Política Sanitaria. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s